Consejos para aumentar tus emociones positivas.

Las emociones positivas son aquellas que no solamente te hacen sentir bien, sino que también son buenas para tu salud. 

Muchos estudios e investigaciones explican que las personas por lo general sienten, como mínimo, tres veces más emociones positivas que negativas. Esto facilita que se sientan bien y vivan y se sientan más  plenas. 

¿Estás listo para aumentar el porcentaje de positividad? Las siguientes son 3 cosas que puedes hacer para aumentar las emociones positivas en tu vida diaria:

  1. Identifica y registra tus emociones positivas.
  2. Concéntrate en una emoción positiva específica y haz algo para aumentarla.
  3. Utiliza una colección de experiencias positivas como estímulo.

 

Es muy americano, pero funciona: haz un registro de tus emociones positivas.

Nombra las emociones positivas que te sean conocidas; las que ya has sentido en algún momento en tu vida. Confecciona una lista, agrega más emociones a medida que las sientas.

Ahora mira la lista i piensa (y escribe) que actividades, situaciones o personas están asociadas con cada una de estas emociones. 

También puedes ver la lista de emociones al final del día y escribir todo aquello que sentiste (emociones positivas). ¿Te sentiste orgulloso después de haber ayudado a alguien? ¿Te sentiste feliz cuando tus amigos recordaron tu cumpleaños? ¿Te divertiste cuando el maestro de mates hizo chistes durante la lección de hoy? 

Hacer un registro de las emociones positivas ayuda a darnos cuenta de los sentimientos positivos que ya hemos vivido y de las situaciones o actividades que los generan. 

Aumenta ciertas emociones positivas.

Identifica una emoción positiva que desees tener o aumentar. Digamos, por ejemplo, que deseas estar más alegre. Piensa en diferentes circunstancias o actividades que puedan generar esa emoción. Escribe tantas como puedas. 

Concéntrate en las cosas simples y pequeñas, como una canción que te hace sentir alegre al escucharla. Cada vez que te sientas contento porque te ocurrió algo bonito, agrega en la lista la situación o la actividad que te hizo sentir de esta manera. 

Una vez que sabes qué provocó la emoción que quieres aumentar, decide de qué manera incluirás estas actividades en tu vida diaria. Elije cosas que sean posibles hacerlas diariamente. Probablemente no puedas caminar por la playa, pero puedes sentirte feliz al escuchar una canción que te recuerda las vacaciones de verano. 

Comprométete a llevar a cabo una o más acciones para aumentar el sentimiento que deseas aumentar en tu vida. Reserva tiempo para poder tener estas experiencias. Este ejercicio emocional es equivalente a la recomendación de comer 5 porciones de frutas y verduras diariamente ya que protegerán tu salud mental. 

Crea una colección de experiencias positivas.

A veces nos olvidamos cómo volver a tener emociones positivas. Es posible que necesitemos un recordatorio que nos permita regresar a ese lugar feliz. Para ello es útil la colección de experiencias positivas. 

Estas colecciones de experiencias positivas son recordatorios que nos permiten producir sentimientos asociados con buenos momentos en nuestras vidas, con cosas en las que nos destacamos, con alegrías y logros, con las cosas que nos divirtieron, la música que nos gusta o la gente a la que queremos. Es una colección de positivismo. 

Colecciona cosas que te transporten emocionalmente a otras sensaciones en tu vida. Por ejemplo:

  • fotos o recuerdos de momentos felices.
  • premios que nos recuerden nuestros logros.
  • tarjetas o comentarios escritos de personas que son parte de nuestra vida.
  • frases que nos gusten y que nos inspiren o  letras de canciones.
  • recuerdos de nuestra niñez.
  • algo que hayas hecho o dibujado.
  • un regalos que alguien te hizo y que te encantaron.
  • la foto de alguien que admiras o quieres. 

Pon todo en una carpeta o en una caja especial a la cual puedas acceder con facilidad. También puedes hacer un collage, un póster o una escultura móvil con ellos. Lo más importante es poder elegir elementos que generen emociones positivas en ti. Puedes agregar, extraer o cambiar los elementos en cualquier momento. 

Cuando te sientas triste o desanimado, dedica unos minutos para ver esta colección y recargarte de emociones positivas. Mírala en cualquier momento para tomar una dosis de positivismo diaria. 

A medida que haces un esfuerzo para aumentar tus emociones positivas, es posible que notes que estás más contento, que has logrado más cosas y que tienes más energía. Una pequeña inversión diaria de concentración en lo positivo generará grandes recompensas a largo plazo.

  • Comparte en
Ultima modificación: 14-12-16  a las  19:02