10 acciones para transformar tus pensamientos de negativos a positivos



Lo primero que debes saber es que los pensamientos negativos son los promotores principales de la ansiedad, el estrés y en consecuencia el desequilibrio físico y emocional, por eso es importante aprender a detectar los pensamientos negativos para poder cambiarlos, liberarnos de la ansiedad y conectar con las buenas sensaciones.  
 
Requisitos previos para transformar tus pensamientos.
 
1. Deja de creer que tú eres tus pensamientos.
Estoy convencido de que rara vez te has puesto a cuestionar lo que piensas, a suponer si quiera que puedas estar equivocado.  Estamos tan convencidos de lo que pensamos, que damos por hecho que lo que es verdad, simplemente porque lo hemos pensado.

2. Entiende cómo funciona tu mente.
Tu mente está diseñada para darle sentido, forma y color al mundo que percibes.  Sin embargo, esta mente a veces puede estar confundida. Cuando tu generas una creencia en tu mente, ella, con su percepción y atención, hace todo lo posible para hacer que tu creencia sea verdad. Tu mente filtra la información que no le conviene para el mantenimiento de sus creencias, y amplifica la información que sí le sirve.

Entonces, estate alerta porque tu mente junto con tu cerebro, pueden caer en equivocaciones sobre cómo interpreta la realidad.  Pues la mayoría del tiempo estás interpretando la realidad que te rodea.
 
Cuestionar los pensamientos negativos  con estas 10 estrategias:
 
1.  Escribe tus pensamientos negativos.
Es muy difícil trabajar con tus pensamientos negativos en tu mente, pues van más rápido que la velocidad de la luz, están conectados unos con otros, y cuando estás queriendo trabajar con uno terminas en pensar lo que vas a comer más al rato. Por eso necesitas sacarlos de tu cabeza y escribirlos en una hoja de papel. Te recomiendo escribir por lo menos una vez por semana, para que todas esas ideas de tu cabeza se tranquilicen en la hoja de papel.

2. Encuentra las pruebas.
Encuentra los hechos de la realidad que fundamenten o demuestren que el pensamiento negativo es real. Luego, escribe el pensamiento contrario a ese pensamiento, y encuentra por lo menos tres hechos de que ese nuevo pensamiento es verdad.

Por ejemplo:
  • Pensamiento negativo: la felicidad no existe
  • Hechos que lo sustentan: veo gente triste a mi alrededor
  • Pensamiento positivo: la felicidad sí existe
  • Hechos que lo sustentan: el señor de la tiendita siempre está feliz
Entonces, como verás, cualquiera de los dos pensamientos puede ser verdad, aquí lo que importa es, ¿en qué eliges creer?

Relativiza tu pensamiento absolutista y llega a una nueva conclusión.
 
3. Descubre la distorsión de tu pensamiento.
Hay ciertas estrategias que hace la mente para distorsionar la información que recibe del interior y del exterior, para comprobar tu creencia. Y esas son:
  1. Maximización: todo, nada, nadie, todos, siempre, nunca, blanco, negro, etc.
  2. Generalizar: a partir de un hecho aislado, generalizas a toda la realidad
  3. Conclusión arbitraria: llegas a conclusiones simplemente porque así lo crees
  4. Predicción del futuro: estar seguro de lo que va a pasar después sin tener pruebas.
  5. Lectura del pensamiento: estar seguro de lo que otros piensan de ti.
  6. Tomarlo personal: creer que las acciones de los demás giran alrededor de ti
  7. Culpar o inculparse: lo contrario a tomar responsabilidad
  8. Magnificación, minimización: desproporcionar los hechos de su realidad original
  9. Especulación emocional: a partir de algo que sientes, concluyes que así es la realidad
  10. Deberías: pensar en términos de debo de, deberías, no debería.
  11. Prejuicios: dar por hecho una característica de la persona en base a sus acciones
  12. Descartar lo positivo: enfocarte solamente en lo que sale mal.
Así es que después de que anotaste tus pensamientos, puedes averiguar si tendrá alguna distorsión, esto por sí mismo te ayudará a desmentir las trampas de tu mente y empezar a pensar más en positivo.

4. Relativiza tus pensamientos.
Cuanto más rígidos, absolutistas o extremos sean tus pensamientos, más probable es que estos no sean ciertos. Entonces, cada vez que te encuentres aseverando un pensamiento, nada más porque así lo sientes, o porque así te lo enseñaron, activa tu cuestionamiento y pregúntate de nuevo, con tu mente lógica/consciente, qué tan verdad es ese pensamiento y cómo lo puedes relativizar.

5. Invierte el proceso de creación
Para cambiar un pensamiento negativo, hay que invertir el proceso de creación de nuestra realidad. El proceso normal de creación es: pensamiento – emoción – actitud - acción.

O sea, primero pienso “que mal me siento”, luego lo digo,  “me siento mal”, y después, lo actúo “hoy no voy a salir porque me siento mal”.

Invertir este proceso significa que pienses en las acciones contrarias a ese pensamiento, si te sintieras bien, ¿qué harías? y entonces, te fuerzas a salir, mientras que dices, “hoy me siento bien”, y lo repites y lo repites hasta que tu pensamiento se genere y realmente te lo puedas creer.

6. Respóndete como si fueras la persona que más te quiere.
Ante cada pensamiento que te hace sentir mal, le vas a responder como si fueras la persona que más te ama en este mundo.  En lugar de creerle así porque sí, vas a dialogar contigo, dándote buenos consejos, tranquilizándote, diciéndote la verdad.

7. Pon a discutir a tus pensamientos.
Este es un ejercicio muy divertido.  Te sientas en un extremo de tu sillón, y te vas a personalizar en el pensamiento negativo, y vas a imaginar que frente a ti está el otro polo opuesto, tu pensamiento positivo.  Y vas a convencer a tu pensamiento positivo de que tú eres verdad, hasta que se te acaben los argumentos.

Después, te vas al lugar de tu pensamiento positivo, y ahora, vas a convencer a tu negativo de que él está en una mentira y tú en la verdad.

Haz esto cuantas veces sea necesario, cambiando de roll hasta que se les acaben los argumentos. Al final, te sientas en medio, frente a los dos pensamientos, y les vas a decir, desde tu centro, desde tu yo, la conclusión a la que quieres llegar en verdad.

8. Tu puedes decidir lo que quieres pensar.
No sé por qué pensamos que estamos condenados a nuestros pensamientos, como si no tuviéramos la capacidad de elegirlos. Por eso, yo te recomiendo que escribas todo lo que piensas sobre ti, el mundo y los demás, escribe todas tus creencias.  Y vete una por una, eligiendo en cuál quieres creer, cuál te hace feliz y cuál no, y simplemente elige, toma la decisión de creer o no creer ciertas creencias.  Con esto, les quitarás muchísimo poder.

Yo puedo tener un pensamiento negativo, pero elijo no creerle, y en ese momento, pierde su poder.

9. Activa y practica a menudo las afirmaciones positivas.
Las afirmaciones positivas son frases que dices en voz alta, pero impregnadas de sentimiento y emoción.  O sea, al decirlas, realmente las sientes como verdad. Puedes hacerlas mientras que te relajas en las noches, enfocándote en tu respiración, en soltar la tensión, y al mismo tiempo puedes decirte a ti mismo “estoy a salvo, tengo todo lo que necesito para ser feliz, soy capaz de pensar en positivo, decido pensar positivo, me acepto como soy, me amo como soy”, etcétera.

Para eso te recomiendo las afirmaciones positivas de Louise Hay. Puedes encontrarlas en Youtube.

10. Observa tu mente
Meditar observando tu mente, te permitirá tomar las riendas y conocer tu mente, y al conocer tu mente, sabrás cómo funciona y podrás tener una mejor relación con ella. Para esto, simplemente siéntate a observar tu respiración, a mantenerte concentrado en ella, pero abierto a que tu mente genere los pensamientos que quiera generar.

Tienes que percibir todo ese movimiento, como si fueras un observador externo y estuvieras viendo una carretera frente a ti, donde los pensamientos aparecen, pasan, y se van.

Simplemente observa tu mente desde el observador consciente que eres.  Haz esto 5 minutos al día, o cada vez que necesites transformar un pensamiento negativo en uno positivo y verás que poco a poco tendrás más consciencia de cómo funciona tu mente.
 
  • Comparte en
Ultima modificación: 10-12-16  a las  12:39