La risa, un antídoto natural contra el insomnio.



La risa es un recurso fácil para reducir las tensiones, el estrés o el dolor. Un estudio reciente centrado en promover emociones positivas en personas adultas, presentado por la psicóloga Begoña Carbelo en el reciente Congreso de la Sociedad Internacional para los estudios del Humor (ISHS), prueba la capacidad de la risa para disminuir el aislamiento y la soledad y, en definitiva, mejorar la calidad de vida. 

La risa se ha demostrado como una de las mejores técnicas para prevenir i mejorar tanto del dolor físico como del dolor mental, aseguran la mayor parte de riso-terapeutas que aplican la risa en sus diferentes formatos de taller. Los beneficios de la risa y la carcajada son bien conocidos, y en los últimos años cada vez más centros cívicos, residencias y hospitales programan talleres de Risoterapia para explotar e incrementar el sentido del humor de las personas adultas, cuidadores, maestros, profesionales e la salud, asistentes sociales, etc. 

Y es que la risa nos aporta felicidad. Nuestro córtex cerebral libera impulsos eléctricos que obstruyen el paso de pensamientos negativos justo un segundo después de que empecemos a reír. 

Gracias a la risa logramos desterrar nuestros miedos y nuestras preocupaciones, que son los que, por lo general, nos asaltan por la noche cuando intentamos dormir. La risa a través de la serotonina regula nuestro ciclo sueño / vigilia y nos permite estar relajados, tranquilos y, en general, sentirnos bien. 

Para dormir de un tirón, nada mejor que unas buenas risas durante el día.

  • Comparte en
Ultima modificación: 14-11-16  a las  16:39