La risa: energía para la productividad

 

Los empleados trabajan más y mejor en ambientes donde la risa no está mal vista y por el contrario se fomenta y se alienta. Por lo general en la mentalidad empresarial, humor y trabajo han sido habitualmente dos conceptos inconciliables.

Por: Enric castellvi  www.diverrisa.es

 

Divertirse en el trabajo no es lo más habitual en nuestra cultura y nadie acostumbra a relacionar el disfrute, el entretenimiento y las celebraciones con el lugar donde uno se gana la vida. Sin embargo, los estudios confirman que no tiene por qué ser así. Está demostrado que una empresa que sepa potenciar la ilusión, la diversión, el sentido del humor y el sentimiento festivo, conseguirá también reducir el estrés de sus empleados, estimular su motivación, reducir el absentismo y, lo que es más importante para un empresario, aumentar los beneficios de la organización y la de los accionistas. Es la energía de la productividad de la risa.

En los siguientes puntos vamos a desarrollar algunas ideas que pueden hacerle mejorar con diferencia su situación actual, si usted tiene la valentía de aplicarlos. Ésta es su receta para llevar las risas al entorno laboral. Sus claves, aunque sencillas, por desgracia no se aplican más que en sólo una pequeña parte de las empresas españolas, también le tengo que decir que son la más inteligentes:

1. Propiciar la diversión: La diversión debe ser una norma., algo que esté incluido en la cultura empresarial, que emane de los principios de cómo hacer las cosas. Para ello hay que animar a los que se divierten trabajando, y  hacer de ellos un ejemplo para el contagio de los demás.

2. Crear espacios lúdicos y un entorno divertido: Con imaginación y recursos, pueden desarrollarse  espacios más acogedores, más luminosos, con mobiliario divertido, espacios que fomente la comunicación y la creatividad, otros más silenciosos, en definitiva más agradables para trabajar.

3. Contratar a gente con sentido del humor: Los empleados que saben reír y tienen actitud positiva son imprescindibles porque son ellos los que hacen del entorno laboral un lugar deseable, animado y divertido.

4. Fomentar el agradecimiento y la gratitud: Hay que tener una actitud de reconocimiento con los alegres empleados, que además atraerá también a los clientes que quieran que les alegren el día.

5. Dar una agradable bienvenida: El primer día de trabajo es muy importante para crear una primera impresión. Con una buena acogida, el trabajador se creará una imagen risueña y divertida que le hará que empiece y se integre con optimismo alegría y buen humor.

6. Fomentar la risa y el buen humor: Fuera las rutinas. Fuera el estrés. Si hace falta, hay que organizar y gestionar la diversión. Hay que crear frecuentes actos de celebración, de agradecimiento, cualquier excusa es buena, si queremos fomentar la alegría y el buen ambiente.

7. Los jefes deben ser los primeros: Si los jefes predican con el ejemplo y se desenvuelven con buen humor, todos se apuntarán a la alegría laboral.

8. Diseñar los puestos de trabajo para que sean interesantes y divertidos: Los puestos de trabajo y los procedimientos pueden adaptarse a la fortalezas de las personas que los tienen que desempeñar, cuando las personas disfrutan con lo que hacen, se desenvuelven con mayor interés, ilusión y responsabilidad.

9. El respeto ante todo: Ser divertido y alegre no significa dejar de cumplir con el trabajo, la calidad y con los objetivos. Un profesional divertido es un buen profesional ante todo y en todo momento.

10. Contratar una consultora: Si no se consigue crear un buen ambiente, tal vez haya que contactar con especialistas en humor laboral.

La mayoría de los directivos todavía están en contra de las risas y las charlas en la empresa. Una risa, en lugar de ser vista como una forma de crear complicidad, un ambiente distendido en el que fluye la creatividad, es para ellos la señal inequívoca de que sus empleados no sufren y que se les puede exigir más. Y, si no sufren, eso es sinónimo de que no trabajan. Porque ¿quién va a divertirse trabajando? Es un pez que se muerde la cola.

Sin embargo, también existen importantes empresas en todo el mundo que ya han adoptado la diversión como estrategia para atraer, mantener y cuidar a sus empleados. La empresa de tecnología Google, cuya oficina madrileña en la Torre Picasso cuenta con tres futbolines y toboganes, salas de recreo, comedores que funcionan todo el dia y muchas cosas más, organiza grandes concursos de baile o de canto en sus reuniones anuales. Los hospitales USP, fundados por Gabriel Masfurroll, compiten en una Champion’s League en base a criterios financieros, de recursos humanos y de atención al paciente. Y el Consejero Delegado de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, fomenta los chistes en las reuniones y ha aparecido disfrazado en vídeos cómicos proyectados a toda la plantilla. Su objetivo, emular a Thomas Edison cuando afirmaba: “No he trabajado ningún día en toda mi vida. Todo fue diversión”.

 
  • Comparte en
Ultima modificación: 28-04-13  a las  12:33