La ciencia de la risa

 

Lejos de la mera de reacciónar a las bromas, la risa y las carcajadas, son una actividad muy seria: Son innatas e importantes herramientas sociales. 
Por: Robert Provine

 

Ya sea escuchado u observando en un restaurante lleno de gente, en una entusiasta charla de amigos, o como en la ruidosa serie cómica de televion, la risa es una parte fundamental de nuestra vida cotidiana.  Es tan común que a menudo nos olvidamos de lo muy importante que es.  De hecho, la risa es una  forma internacional de hablar que no está movida por el fervor religioso ni político, sino por una respuesta del inconsciente social y lingüístico de las señales.  Despojados de sus variaciones y matices, la risa es una serie regular de sonidos de vocales, como suele ser transcrita a través de sílabas como "ha-ha", "ho-ho" o "bla-bla".  Estas sílabas son parte del vocabulario humano universal, producido y reconocido por personas de todas las culturas.

Dada la universalidad de estos sonidos, nuestra ignorancia acerca del propósito y de su  significado es notable.  De alguna manera sólo nos reímos conscientemente a veces, pero la mayoría de las veces lo hacemos sin saber por qué.  Mucha gente piensa que la risa es una simple respuesta a las cosas cómicas o graciosas, o una catarsis de anímica.  En lugar de ello, después de 10 años de investigación en este poco estudiado tema, he llegado a la conclusión, de que la risa es ante todo una vocalización social que une a las personas a través de sus interacciones.  Se trata de un lenguaje oculto que todos hablamos.  No se trata de una conducta aprendida, sino una reacción instintiva de comportamiento programado por nuestros genes.  Las risas casi siempre aparecen en nosotros a través del humor y el juego.

A pesar de su importancia en la vida cotidiana, hay muy poca investigación sobre cómo y por qué se ríe la gente.  Pensé que ya era hora de que realmente la gente observara lo que significaba y describiera lo que hace cuando se rie.  La investigación sobre la risa me ha abierto ventanas muy interesantes mas allá de lo que se podía ver en los laboratorios mostrándose que las relaciones sociales eran mucho mas excitadoras de la risa que el mismo gas de la risa, los chistes, las cosquillas, etc.
 
Como punto de partida, tres alumnos colaboraron para poder observar a más de 1200 personas, como fluía su  risa espontánea en sus ambientes naturales, a partir de las relaciones que mantenían con otras personas en plena ciudad, en parques o en  las aceras.  Siempre hemos escuchado la risa, señaló que generó del orador (la persona inmediatamente antes de hablar se produjo la risa) y el público (los que escuchaban al orador), si el orador o el público se rió, y lo que el orador dijo inmediatamente antes de la risa.

A pesar de lo que se piensa en general de la risa como un estímulo proveniente de una audiencia después de un hecho gracioso , al contrario de lo esperado, se observó que los oradores reía casi un 50% más que su público.  El estudio también mostró que los comentarios banales como, "¿Dónde has estado?"  o "Fue agradable la reunión”. Es mucho más probable que precedan a la risa que simples bromas.  Sólo entre el 10% y el 20% de los episodios de risa estuvieron seguidos de algo similar a broma.  Incluso los más humorísticos de los 1200 comentarios que precedieron a la risa no lo fueron necesariamente, algunos como: "Usted no tiene que beber, nos acaba de comprar las bebidas!"  y "¿Es que antes o después de que tomé mi ropa?".  siendo estos dos de mis favoritos.  “Esto sugiere que el estímulo fundamental para la risa es otra persona, no una broma”.
 
Los estudiantes de mis clases han confirmado la naturaleza social de la risa, en las anotaciones de las circunstancias de su risa en los diarios.  Tras excluir los efectos sociales subsidiarios de los medios de comunicación (televisión, radio, libros, etc), su naturaleza social fue sorprendente: La risa es 30 veces más frecuente en la vida social que en las situaciones de incomunicación.  Se observo  que la conducta de hablar con ellos mismos o incluso una sonrisa en los estudiantes cuando estaban solos que la de reír.  Sin embargo pueden sentirse satisfechos, la risa es una señal que enviamos a otros y que prácticamente desaparece cuando nos falta la audiencia.

La risa es también muy difícil de controlar conscientemente.  Trate de pedirle a un amigo que se ría sin ningún motivo, por ejemplo.  La mayoría le dirá:, "no puedo reír si no haces una gracia", o algunas cosas similares.  Tus amigos ante la petición de que se rían, a pesar de sus esfuerzos por reír, se sentirán incómodos, se sentirán obligados y emitirán una risa fingida o simplemente no podrán.  Les costará  un cierto tiempo para producir una risa, si pueden hacerlo o no lo harán en absoluto.  Esto sugiere que no podemos deliberadamente activar los mecanismos del cerebro que se realcionan con la expresión afectiva.  El juego, estando en un grupo, y el tono emocional positivo marcan la configuración social de la mayoría de las conductas de la risa.

La lingüista Deborah Tannen describe las diferencias de género en el discurso en su más vendido libro, “Usted simplemente no entiende” (Ballantine, 1991).  Las diferencias de género en la risa pueden ser incluso mayores.  En los 1200 estudiantes estudiados, mis colegas y yo encontramos que, si bien ambos sexos se rían mucho, las mujeres ríen más, que los hombres.  De entre las conversaciones según el género,  las mujeres se reían 126% más que sus homólogos masculinos, lo que significa que las mujeres tienden a reír en la mayoría de sus interacciones, mientras que los hombres tienden a reír como respuesta.  Los hombres parecen ser los principales instigadores del humor a través de las culturas, que comienza en la primera infancia.  Si recuerda en su escuela secundaria el payaso de clase – lo más probable es que fuera un hombre.  El patrón de género de la risa también sugiere por qué hay más hombres que mujeres comediantes.  (Rodney Dangerfield)

Dadas las diferencias entre los patrones de a risa de hombres y mujeres, ¿La risa es un factor de relación, de promoción y de apareamiento?  Busqué una respuesta en el periódico de anuncios personales.  En 3745 de los anuncios colocados en 28 de abril de 1996 en ocho documentos de los Baltimore Sun para el San Diego Union-Tribune, las mujeres eran 62% más propensas a hablar de la risa en sus anuncios, y las mujeres tenían más probabilidades de buscar a alguien con "sentido del humor". Mientras que los hombres tenían más probabilidades de ofrecerlo.  Evidentemente, las mujeres buscan hombres que les hagan reír, y los hombres están ansiosos para dar cumplimiento a esta solicitud.  Cuando Karl Gramática y Irenaus Eibl-Eibesfeldt estudiaro el tipo de conversaciones espontáneas que se producían entre jóvenes de ambos sexos, parejas de jóvenes adultos que se reunían por primera vez, observaron que cuanto más se reía en voz alta una mujer durante estos encuentros, era mayor el interés que tenía en el hombre con el que estaba hablando.  En el mismo sentido, los hombres estaban más interesados en la mujer que se reía de corazón en su presencia.  Estos resultados de los anuncios personales  complementaron un estudio de observación de mis estudios sobre el terreno: La risa de la mujer, no la del hombre, es el índice crítico de una relación sana.  Chicos puede reír o no, pero lo que importa es que las mujeres reciban sus notas de humor.
 
En muchas sociedades en todo el mundo - que van desde el “Tamil” del sur de la India a la “tzeltal” de Méjico - La risa es un  comportamiento libre, y las mujeres de mi estudio podrían haberla utilizado como una pantalla inconsciente que informa del cumplimiento o la solidaridad como una conducta de aceptación del  miembro más socialmente dominante del grupo.  Sospecho, sin embargo, que los patrones de género en la risa están influidos a los cambios sociales y dependiendo subconscientemente de las circunstancias.  Por ejemplo, el lugar de trabajo las risas de una mujer joven ejecutivo probablemente disminuyen a medida que sube la escala corporativa, pero ella seguirá siendo un barril de risas cuando interactúe con viejos amigos.  Considera tu propio lugar de trabajo.  ¿Alguna vez se ha encontrado con una alta directiva con risotadas?  Alguien que se ríe mucho, y sin condiciones, puede ser un buen jugador de equipo, pero rara vez va a ser un presidente. 

  • Comparte en
Ultima modificación: 21-12-16  a las  13:29